Cambio de hora: el debate llega también al campo

Campo agrícola al amanecer

Este fin de semana se lleva a cabo el segundo cambio de hora del año. En la madrugada del sábado 28 al domingo 29 de octubre, a las 03:00 volverán a ser las 02:00 horas, dando inicio al horario de invierno en España.

Más allá de las manecillas del reloj, el cambio de horario ha generado un debate en la Unión Europea (UE), que también ha llegado hasta el sector de la agricultura y la ganadería. Según los expertos, este ajuste podría tener implicaciones para los agricultores, ganaderos y animales del campo.

¿Cuándo es el cambio de hora en España?

En España, al igual que en el resto de los países de la UE, se lleva a cabo un cambio de horario bianual, en verano y en invierno.

Desde 1997, el horario de verano inicia el último domingo de marzo. En ese momento, se adelantan los relojes de forma que, en la Península, a las 02:00 pasan a ser las 03:00 horas.

Con la llegada del otoño, los días se acortan gradualmente, lo que resulta en una disminución de las horas de luz. Como respuesta a este fenómeno natural, se realiza un ajuste en los relojes.

Así, el cambio de horario de invierno se realiza el último domingo de octubre, con un retraso de las manecillas del reloj 60 minutos, haciéndose de día y de noche antes.

En 2023, el último domingo de ese mes es el 29. Por tanto, la fecha de cambio de horario de octubre es la noche del sábado 28 al domingo 29, cuando a las 03:00 volverán a ser las 02:00 horas.

¿Por qué se cambia la hora?

El principal motivo por el que se cambia el horario es el ahorro en el uso de la energía al aprovechar al máximo las horas de luz natural, lo que disminuiría los costes derivados de la producción de electricidad.

Sin embargo, las dudas en torno a su eficacia han intensificado el debate sobre su pertinencia en los últimos años.

¿Es el último cambio de hora?

En la UE, la controversia acerca de la continuidad del cambio horario comenzó en 2018 en el Parlamento Europeo.

Ese mismo verano, la Comisión Europea preguntó a los ciudadanos de los Estados miembros su opinión sobre el cambio de hora.

El 84% de los encuestados (4,6 millones de personas) expresaron su apoyo a mantener el mismo horario durante todo el año, acabando así con los cambios de hora bianuales en la UE. Ante este resultado, la Comisión propuso un proyecto de Directiva en el que se eliminaban.

Al año siguiente, el Parlamento Europeo respaldó su propuesta y sugirió a cada país que eligiera, entre el de verano y el de invierno, un mismo horario para todo el año. En un principio, se planeó que esta nueva normativa entrara en vigor en 2019, pero se aplazó hasta 2021 para que los Estados miembros tuvieran más tiempo para tomar una decisión.

Pero la pandemia de la COVID-19, el Brexit, la guerra en Ucrania y la falta de consenso entre los países, atrasaron su implementación.

En España, ante la ausencia de avances, se publicaron en el Boletín Oficial del Estado (BOE) las fechas previstas hasta 2026. Como se puede leer en el documento, hasta que no exista un consenso compartido, no se suprimirá el ajuste de hora de forma permanente.

Por tanto, este no será el último cambio de horario en el país, continuará modificándose de manera bianual durante los próximos cuatro años.

Sin embargo, la controversia en torno a este ajuste también ha estado presente en el sector agrario. APAG ASAJA Extremadura es partidaria del fin del cambio de hora y de mantener el de invierno fijo, al considerarlo el “más beneficioso para las labores del campo” y el “más ajustado a los biorritmos naturales”.

“El horario de invierno es más ajustado al ciclo de la noche y el día, puesto que el de verano cuenta con un desfase de hasta dos horas que afecta mucho a las labores agroganaderas”, explica Juan Metidieri, presidente de APAG ASAJA Extremadura, en una nota de prensa difundida por la organización agraria.

Metidieri considera el de verano un “limitante para las labores agrícolas”, ya que algunas de ellas “no entienden de relojes y cambios de hora”.

«El horario de verano supone una disminución en el tiempo que se puede aprovechar para trabajar y un incremento en los costes”, añade.

¿Cómo influye el cambio de hora a la salud de los animales del campo?

Hay quienes consideran que, además de las consecuencias en las labores de los agricultores y ganaderos, se deben tener en cuenta los efectos en los animales:

  • Desajuste de los ritmos circadianos: las vacas y aves de corral disponen de ritmos circadianos, que son sus relojes internos. Estos se basan, sobre todo, en la luz natural y la oscuridad, de forma que el cambio de hora supone su alteración.
  • Alteración en la alimentación: otro de los efectos es la alteración en la alimentación. Las vacas, las aves de corral y los cerdos tienen horarios regulares para alimentarse. El cambio horario altera sus horas de alimentación, lo que puede trastornar su rutina nutricional.
  • Estrés: la alteración de los ritmos naturales y los cambios en los horarios de alimentación pueden generar estrés a los animales, impactando negativamente en su salud.

Según el neurobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ricardo Martínez Murillo, el sector de la producción de leche de vaca sería uno de los «más afectados».

En este sentido, explotaciones como la de Quim Sabrià Pujol optan por no realizar el ajuste.

Este ganadero explica a El País que sigue ordeñando a las 119 vacas lecheras de su finca en Parlavà (Girona) a la misma hora, aunque cambie. “Ellas necesitan regularidad”, subraya.

Fuentes

  • APAG ASAJA Extremadura.
  • Boletín Oficial del Estado (BOE).
  • Comisión Europea (CE).
  • National Institute of General Medical Sciences (NIGMS).

Todos los contenidos de Cocampo están licenciados bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International. Se permite la reproducción total o parcial del contenido siempre que se cite la fuente original.

Esta nota contiene:

Autor

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Cocampo Digital S.L.

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO: Envío de nuestra newsletter corporativa con nuestras novedades.

DERECHOS: Tiene derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de sus datos personales. También puede retirar el consentimiento prestado para este tratamiento en cualquier momento. Puede acudir igualmente a la Autoridad de Control (AEPD) para reclamar sus derechos en materia de protección de datos.

Para más información acuda a nuestra política de privacidad.