Francisco González, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos: “La digitalización es básica en nuestro trabajo” | Personajes Agro

Francisco González, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos - Personajes Agro

Francisco González Torres es decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias (COIACC) desde 2019. Además  es profesor en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB) de la Universidad Pontificia de Madrid. 

Los ingenieros son clave para impulsar la innovación y la digitalización en la agricultura, pero al mismo tiempo la profesión está en un momento complicado: pese a casi alcanzar el pleno empleo, cada vez cuesta más encontrar candidatos. Pensar que un ingeniero agrónomo solo se dedica a la actividad agraria o la falta de relevo generacional en el mundo rural pueden ser algunos de los motivos. Y eso que las empresas cada vez demandan más estos perfiles, sobre todo para la digitalización y los procesos de innovación tecnológica.

Entre otras funciones, los ingenieros agrónomos son los encargados también de realizar las tasaciones de fincas y terrenos rústicos. Hoy en Cocampo entrevistamos al decano del COIACC para que, entre otras cuestiones, nos explique los factores que influyen en el precio de estos terrenos y cuál es el papel de un ingeniero agrónomo en su tasación.

PREGUNTA. ¿Qué es un ingeniero agrónomo?

RESPUESTA. Un profesional con el más alto nivel de formación que expide la universidad española y con un reconocimiento asimismo en los niveles más altos de cualificación del marco europeo de cualificaciones profesionales. Los ingenieros agrónomos reciben una formación muy completa que le habilita para trabajar en cualquier eslabón de la cadena alimentaria, desde la producción básica de alimentos de origen vegetal o ganadero, hasta la selección, acondicionado, transformación, envasado y distribución de dichos alimentos, así como su control de calidad desde su origen hasta la puesta de estos a disposición del consumidor. Por otro lado, el diseño y proyecto de industrias agrarias y alimentarias, de explotaciones agropecuarias o infraestructuras rurales son otras de las actividades propias de esta profesión. Los ingenieros agrónomos son profesionales capacitados para proyectar, planificar, organizar, dirigir y controlar los sistemas y procesos productivos desarrollados en el sector agrario y alimentario.

P. ¿Cuál es el papel de un ingeniero agrónomo en lo que tiene que ver con en suelo?

R. En la formación de los ingenieros agrónomos se incluyen materias como la Edafología, que le permite el conocimiento del suelo en sentido estricto, su composición, dinámica y evolución y su capacidad para la producción. Por otra parte, se estudian materias relacionadas con las bases de la producción vegetal y animal, las cuales proporcionan conocimientos necesarios para establecer en cada medio los tipos de cultivo y producción ganadera más adecuados a las características de los suelos sobre los que se va a llevar a cabo dicha producción.

Por tanto, una vez conocidos perfectamente las características del suelo de la finca (y otras características de estas, como antes se indicó) es más factible el establecimiento del valor de mercado de la finca y así, entre las primeras competencias o atribuciones de los ingenieros agrónomos aprobadas por Real Decreto de 9 de diciembre de 1877, se encuentra la valoración y tasación de fincas rústicas, junto con los deslindes y particiones.

En este sentido la actuación como perito judicial es una actividad muy común de los ingenieros agrónomos, así como su pertenencia a los diferentes jurados de expropiación en los que realiza su labor como vocal en el ámbito de la valoración de fincas rústicas como técnico competente en la materia “de acuerdo con la naturaleza del bien a expropiar”.

Valoración de fincas rústicas

P. ¿De qué factores depende el Valor de una Finca Rústica y cómo afectan estos al precio final?

R. El factor básico para evaluar una finca rústica es la calidad intrínseca del suelo para producir cosechas y la rentabilidad que puede obtenerse mediante el planteamiento en ella de un sistema de explotación apropiado. Este valor inicial se puede ponderar por diversos factores relacionados con aspectos tangibles de la finca: por ejemplo, mejoras realizadas sobre ella: naves, instalación de riego, caminos, etc. La valoración así obtenida reflejaría su valor desde el punto de vista exclusivamente agronómico.

El valor final de la finca podría incrementarse añadiendo a su valor agronómico  otros factores intangibles como la ubicación: proximidad a vías de comunicación, núcleos urbanos, perspectivas urbanísticas etc.

P. ¿Qué métodos son utilizados para la Valoración de Fincas Rústicas? ¿Qué determina cuál se va a usar?

R. Son muy diversos, oscilan desde los que solo tienen en cuenta su comparación con otras transacciones de fincas de características similares realizadas en la zona, a los métodos científicos que se basan fundamentalmente en determinar la renta que se puede obtener de dicha finca mediante su adecuado aprovechamiento agronómico (lo cual debe ser realizado por un técnico con conocimiento de la materia) y la posterior capitalización de dicha renta con los procedimientos matemático-financieros disponibles, que vienen a determinar el coste de oportunidad que tendría la renta calculada si la misma se aplicase a la realización de inversiones de tipo financiero.

La utilización de uno u otro método para valorar una finca (comparación y capitalización de rentas) cuyos resultados pueden ser muy dispares no es, la mayoría de las veces, una decisión del técnico evaluador, sino que viene impuesta por las diversas normas o leyes que determinan el método a utilizar según la finalidad de la valoración (garantía hipotecaria, expropiación forzosa, tributaria, etc.). Así por ejemplo para obtener el justiprecio por una expropiación forzosa la ley te obliga a utilizar el método de capitalización de rentas y no permitiendo en la actualidad el de comparación. Otras normas admiten utilizar ambos métodos, junto con otros.

P. ¿Cómo afectan los distintos tipos de fincas rústicas a la hora de determinar su valor de mercado?

R. Como indico, el criterio general de valoración es el de capitalización de la renta, por lo cual las fincas que debido a la alta calidad de sus suelos o situadas en zonas climáticas en las que pueden desarrollar cultivos muy rentables tienen precios más altos. Por ejemplo, las fincas de Canarias en las que se produce platanera, las fincas de regadío con producciones altas, etc.

No obstante la utilización del método de comparación para determinar su valor de mercado suele ser mayor que el obtenido por el de capitalización por lo que puede resultar más ventajoso para el vendedor  y  menos para el comprador.

Digitalización

P. ¿Cómo ayuda la digitalización a su trabajo?

R. Es básica en muchos sentidos. No olvidemos que, para valorar bien una finca, lo primero que debe conocerse es su dimensión y los distintos sectores que la componen que pueden tener características diferenciales en cuanto a su capacidad productiva y en eso la ayuda de la topografía con las herramientas digitales de que dispone es básica.

Por otra parte, la disponibilidad de unas buenas bases de información de precios de la tierra, calidades de fincas, etc., es imprescindible. Para esta finalidad se cuenta con las bases de precios de la tierra y la herramienta digital SIGPAC publicadas por el Ministerio de Agricultura, que son imprescindibles. Asimismo, es completamente necesario una buena información catastral y un rápido acceso a dicha información para lo cual nuestro Colegio dispone de un punto de información catastral accesible a nuestros colegiados y usuarios en general.

Continúa leyendo las entrevistas de la serie ‘Personajes Agro 2022’

Todos los contenidos de Cocampo están licenciados bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International. Se permite la reproducción total o parcial del contenido siempre que se cite la fuente original.

Esta nota contiene:

Autor

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Cocampo Digital S.L.

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO: Envío de nuestra newsletter corporativa con nuestras novedades.

DERECHOS: Tiene derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de sus datos personales. También puede retirar el consentimiento prestado para este tratamiento en cualquier momento. Puede acudir igualmente a la Autoridad de Control (AEPD) para reclamar sus derechos en materia de protección de datos.

Para más información acuda a nuestra política de privacidad.