¿Cuáles son las principales ayudas a la mujer rural?

Una mujer posa de espaldas en una explotación que recibe ayudas a la mujer rural.

Las mujeres son agentes clave para la sostenibilidad económica, social y ambiental de las áreas rurales. Sin embargo, continúan enfrentando desafíos que dificultan su acceso a las actividades del campo o a la financiación. 

En este contexto, las ayudas a la mujer rural juegan un papel importante, porque contribuyen a la reducción de las desigualdades de género en el medio rural, además de apoyar su acceso a la actividad agraria y favorecer el relevo generacional con su participación a través de ayudas a la mujer emprendedora rural

Subvenciones

El objetivo de las ayudas a la mujer rural es respaldar la participación femenina en el entorno rural, así como otorgar formación y promover el acceso de las mujeres a la actividad agraria.  

De esta forma, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), además de implementar los planes anteriores de participación, formación y acceso, fomenta medidas para conseguir la equidad entre hombres y mujeres. 

Entre las medidas, destacan las ayudas destinadas a las asociaciones de mujeres rurales, que impulsan la presencia femenina en el ámbito rural.  

Subvenciones a entidades de mujeres rural de ámbito nacional 

Dentro de estas, existen las Subvenciones a entidades de mujeres rurales de ámbito nacional, que tienen la finalidad de fomentar que las organizaciones favorezcan el emprendimiento, la incorporación y el mantenimiento de las mujeres en la actividad rural, el acceso a órganos de gobernanza de los sectores agrarios y la posibilidad de hacer uso de las nuevas tecnologías y la digitalización.  

Estas ayudas se otorgan a entidades legalmente constituidas como entidades asociativas de mujeres del medio rural de ámbito nacional, inscritas en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior con un año de antelación a la convocatoria de ser perceptoras.

Además, deben cumplir con otros requisitos, como ser una entidad sin ánimo de lucro y realizar actividades que incluyan la realización de proyectos para promocionar la actividad de las mujeres en el campo. 

Subvenciones a organizaciones para realizar programas de formación plurirregionales 

Por otro lado, se encuentran las Subvenciones a organizaciones para realizar programas de formación plurirregionales.

Estas ayudas tienen como objetivo subvencionar programas dirigidos a profesionales del medio rural y a interesadas en incorporarse a la actividad para ampliar sus conocimientos y capacidades, contribuyendo así al desarrollo del campo.  

El 25% del total de los fondos presupuestarios disponibles se destina a programas presentados por organizaciones de mujeres rurales de ámbito estatal. Además, para el resto del programa se requiere la presencia de al menos el 15% de las mujeres con respecto al total de alumnos. 

Subvenciones del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER)

También, se contemplan Ayudas en el Marco de la Política de Desarrollo Rural Comunitaria (FEADER). En la Programación de Desarrollo Rural, dentro de la Política Agraria Común (PAC), se señala la relevancia de las mujeres en el medio rural.  

Por ello, a nivel autonómico y a nivel nacional, se incluyen ayudas a la mujer rural que priorizan la figura femenina a través de asesoramiento e inversiones para promover el empleo, el crecimiento, la igualdad de género, la inclusión social y el desarrollo local. 

Estas ayudas involucran medidas de capacitación y transferencia de conocimientos a mujeres en entornos rurales, junto con la prestación de servicios básicos y la consideración de las políticas ambientales. Asimismo, promueven el desarrollo de explotaciones agrícolas y empresas en las zonas rurales. 

Subvenciones mujer rural 2021

La nueva Política Agraria Común (PAC), aprobada en diciembre de 2021, introduce un enfoque de género para favorecer el relevo generacional en el campo a través del acceso de la mujer joven, con un pago complementario del 15%.  

Según los últimos datos disponibles del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), 562.428 personas fueron perceptoras de las ayudas directas, subvenciones que son otorgadas a agricultores y ganaderos directamente por su producción o superficie. De estas, las ayudas para la mujer agricultora y ganadera supusieron el 37,3%.  

Por otro lado, las ayudas de desarrollo rural fueron otorgadas a 144.817 personas, con el 29,7% de las mujeres como beneficiarios 

Las cifras anteriores muestran que los hombres perciben más ayudas que las mujeres debido a la falta de presencia de estas últimas en los entornos rurales. Aunque se observa que las ayudas directas a mujeres se han mantenido estables en torno al 37% durante los últimos cuatro años, las ayudas de desarrollo rural han descendido tres puntos porcentuales con respecto a 2018. 

Asimismo, las ayudas a la mujer rural 2021 suman planes de formación y asesoramiento para emprendedoras. El programa «Desafía Mujer Rural» impulsado por el Instituto de las Mujeres otorga asesoramiento a mujeres desde 2020 y planes de formación desde 2021.

La finalidad del programa es proveer ayudas a la mujer emprendedora rural en términos de información, asesoramiento y medios durante las distintas fases de su proyecto. 

Destacan también las Ayudas en el Programa Nacional de Apoyo al Sector Vitícola, que tenían como objetivo prestar apoyo financiero a las actividades de reimplantación, reconversión varietal y mejoras técnicas de gestión de viñedos, dirigidas a la reestructuración y reconversión de viñedos. 

Estas medidas incluían, entre sus solicitudes, la Titularidad Compartida de las explotaciones, a nivel nacional, con variaciones a nivel autonómico, ya que las comunidades podían incluir criterios adicionales.

De esta forma, regiones como Aragón, Canarias, Castilla y León, Galicia, País Vasco y Valencia priorizaban a las mujeres como titulares de la explotación. 

¿Por qué son necesarias las ayudas a la mujer rural? 

Las mujeres rurales representan un tercio de la población mundial y el 40% de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo.

Sin embargo, su rol en el medio rural no se ha visibilizado hasta que se han implementado leyes que ponen en valor su participación en la actividad agraria, así como planes de formación que fomentan su participación en las labores del campo.  

Impulsadas por el empoderamiento de la mujer rural, han conseguido obtener representación en las instituciones y la consolidación de espacios que reflejan sus intereses, como las asociaciones de mujeres rurales. 

Aunque las mujeres del campo han alcanzado el reconocimiento de su trabajo, las subvenciones a la mujer agricultora son necesarias para promover el relevo generacional, la formación de las mujeres rurales en sus propios municipios y el acceso a recursos agrarios.  

Las ayudas a la mujer rural impulsan la posibilidad de acceder a roles tradicionalmente desempeñados por hombres y lograr la equidad de género. 

Fuentes

  • Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). 
  • Instituto de las Mujeres. 
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). 

Todos los contenidos de Cocampo están licenciados bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International. Se permite la reproducción total o parcial del contenido siempre que se cite la fuente original.

Esta nota contiene:

Autor

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Cocampo Digital S.L.

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO: Envío de nuestra newsletter corporativa con nuestras novedades.

DERECHOS: Tiene derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de sus datos personales. También puede retirar el consentimiento prestado para este tratamiento en cualquier momento. Puede acudir igualmente a la Autoridad de Control (AEPD) para reclamar sus derechos en materia de protección de datos.

Para más información acuda a nuestra política de privacidad.