Rentabilidad del pistacho: ¿Es el cultivo del futuro?

Plantación de pistachos

El cultivo del pistacho en España ha experimentado un auge en las últimas décadas. Según datos de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en 2009, la superficie de pistachero era de menos de 1.000 hectáreas.

Desde entonces, su expansión ha sido constante, alcanzando un total de 66.466 hectáreas en 2022, con un 62,1% de ellas en secano y un 37,9% en regadío.

Por comunidades autónomas, Castilla-La Mancha lidera en superficie y producción, concentrando el 81,1% de la superficie total de pistacho, con 53.925 hectáreas (36.471 en regadío y 17.451 en secano). Le siguen Andalucía (5.070 hectáreas), Extremadura (1.870 hectáreas) y Castilla y León (1.646 hectáreas).

La superficie de los cultivos leñosos, como el pistacho o el almendro, ha aumentado en los últimos años en detrimento de la de otros cultivos, como los cereales.

Sin embargo, sólo el 30% de la superficie total de pistachos se encuentra en producción, al requerirse de entre cinco y siete años para que estos árboles den sus primeros frutos.

Es por ello por lo que se espera que se dispare en los próximos cinco años, situando a España en el cuarto puesto mundial de productores, por detrás de California, Irán y Turquía.

De hecho, el Consejo Europeo del Pistacho (CEP) estima que de las 4.500 toneladas cosechadas en la campaña 2022/2023 se pase a entre 10.000 y 15.000 toneladas de producción para 2028.

Ante su potencial, el cultivo de este fruto seco ha atraído no sólo a agricultores particulares, sino también a inversores tanto nacionales como internacionales.

Ejemplo de ello es la inversión realizada por Atitlán en 2022. Después de vender 9.000 hectáreas de olivar y almendro al Grupo De Prado, puso en marcha Atitlan Crops, una sociedad centrada en la explotación de 2.000 hectáreas de pistacho. Este 2023, la familia Lamsfus, antigua dueña de Avidesa, se ha hecho socia del grupo inversor.

La gestora SLM Partners también optó por invertir en pistachos, adquiriendo 300 hectáreas para su producción en Murcia, tal y como detalla el Informe Cocampo sobre la Inversión en Suelo Rústico en 2022.

Así, el pistacho, también conocido como «oro verde», se erige como uno de los cultivos del futuro en España. Por ello, en este artículo, Cocampo profundiza en la rentabilidad del pistacho y analiza sus perspectivas.

¿Plantar pistachos es rentable?

El pistachero necesita entre cinco y siete años para que una producción pueda comercializarse, lo que puede desalentar a los interesados en su cultivo.

Aunque requiere de paciencia por su gradual entrada en producción, es rentable sembrar pistachos por diversas razones:

  • Aumento del consumo. El pistacho está de moda. Las compras por parte de los consumidores internacionales y, en especial, de la Unión Europea ha aumentado un 17% en los últimos cinco años, según cifras del MAPA. El incremento de la demanda puede impulsar los precios y las ganancias de los productores.
  • Alta resistencia a las altas temperaturas. Es un cultivo que aguanta temperaturas por debajo de los -30ºC y por encima de los 45ºC. Por tanto, es rentable el pistacho para aquellos que estén pensando en invertir en regiones áridas o semiáridas. En este sentido, algunas zonas de España poseen las condiciones climáticas ideales para su cultivo.
  • Elevada resistencia a la sequía. Es capaz de tolerar períodos prolongados de sequía. Además, sus raíces son muy profundas, lo que le permite acceder al agua que se encuentra en las capas más hondas del suelo.
  • Requiere de poco mantenimiento. Este fruto seco requiere de escasos cuidados de mantenimiento a largo plazo comparado con otros cultivos. La siembra, poda y recolección pueden realizarse con maquinaria, lo que minimiza a su vez la necesidad de mano de obra.
  • Inversión para varias generaciones. El pistachero es un árbol con una larga vida útil, ya que puede estar más de 50 años en producción. El pistacho tiene una rentabilidad constante y duradera una vez arraigado, lo que supone una inversión para varias generaciones.
  • Diversificación de inversiones. Invertir en pistachos puede ser una forma de diversificar la cartera de inversiones, al no estar vinculado a los mercados financieros tradicionales. En algunos países, incluso, la inversión en pistacho se considera como equivalente a un plan de pensiones. De manera que se invierte en él antes de la jubilación para obtener rentas constantes cuando la persona se haya jubilado.

¿Cuántos árboles de pistacho caben en 1 hectárea?

Si se quiere obtener la máxima rentabilidad en el cultivo de pistacho, la eficiencia en el uso del espacio del que se dispone para su plantación es esencial.

En este sentido, uno de los aspectos a considerar es la distancia entre las plantas, que determinará cuántos árboles de pistacho pueden colocarse en una hectárea.

El marco de plantación estándar para el pistacho es de 20 x 20 pies, lo que equivale a 6 x 6 metros. De esta manera, en una hectárea pueden plantarse un máximo de 277 árboles de pistacho.

Pero, si se trata de un cultivo de secano, la distancia entre las plantas deberá ser mayor, al tener un acceso limitado al agua. Entonces, el marco de plantación es de 7 x 7 metros (204 árboles/ha) o de 8 x 8 metros (156 árboles/ha).

¿Cuánto dinero da una hectárea de pistachos?

Conocida la cantidad de árboles que se pueden plantar en una hectárea, en función de si es un cultivo en secano o en regadío, se puede determinar si plantar pistachos es rentable calculando cuánto dinero puede generar esa misma superficie.

La Encuesta de Precios de la Tierra 2021 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) permite conocer la rentabilidad de la hectárea de pistacho. El precio de la hectárea de pistacho en secano se sitúa en 8.882 euros, mientras que para los pistachos en regadío, la cifra asciende a 21.409 euros por hectárea.

Aunque esta encuesta ofrece una visión de las posibles ganancias que se pueden obtener de una plantación, la rentabilidad del pistacho dependerá también del manejo agrícola, la calidad de la producción y las condiciones del mercado.

¿Qué es más rentable el pistacho o la almendra?

La almendra se ha convertido en otro cultivo leñoso de interés por su creciente demanda y rentabilidad.

Sin embargo, un estudio sobre la rentabilidad del pistacho realizado en una finca experimental de la comarca del Noroeste cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), el Ministerio de Agricultura y la Consejería de Agua, Agricultura, Pesca, Ganadería y Medio Ambiente de la Región de Murcia ha demostrado que hay variedades del pistacho más rentables que la almendra.

En España, el pistacho Kerman es el más plantado, tanto en regadío como en secano. A este le siguen las variedades Sirora, Larkana y Lost Hills.

De acuerdo con el estudio, el pistachero Sirora sería capaz de otorgar una producción cercana a la del almendro, con una poda más barata y un menor gasto en agua y tratamientos fitosanitarios.

¿Cuál es la inversión inicial de una plantación de pistachos?

Identificadas las razones por las que el pistacho es un cultivo rentable, sobre todo, a medio y largo plazo, aquellos que consideren adentrarse en su siembra deberán contemplar una inversión inicial.

Compra de la explotación

Si no se dispone de una explotación adecuada para el cultivo, habrá que adquirir una propiedad agrícola.

A la hora de escogerla, habrá que evaluar si está ubicada en una zona con un clima favorable y la suficiente luz solar para el desarrollo óptimo del pistacho.

También, habrá que estudiar el suelo, para garantizar que es profundo (tiene una capa de tierra fértil con más de 2 metros de profundidad), que está bien drenado (puede absorber más rápido el agua de riego) con el fin de evitar encharcamientos y que cuenta con un ph superior al 7.

Cocampo cuenta con explotaciones de pistachos en distintas localizaciones, entre las que se encuentran las comunidades con mayor superficie de este cultivo, y que cumplen además con estas características.

En Castilla-La Mancha, hay una finca de pistachos en Chozas de Canales (Toledo) de 31 hectáreas por un valor de 1.100.000 de euros o una finca agrícola en Ciudad Real con 100 hectáreas de superficie (2.950.000 de euros).

En Andalucía, en la provincia de Jaén, se encuentra esta finca de pistachos, almendros y olivar de 184 hectáreas (3.250.000 euros). Al norte de Extremadura, en la provincia de Cáceres, se puede encontrar también esta finca de regadío con plantación de pistachos, con una superficie de 100 hectáreas y un precio de 900.000 euros.

Elección entre la plantación de pistachos en secano o en regadío

Una vez comprada la explotación, el siguiente paso será decidir si el cultivo va a ser en secano o en regadío. Para ello, habrá que evaluar la rentabilidad del pistacho en secano frente a la del pistacho en regadío.

Aunque tradicionalmente este fruto seco se ha cultivado en secano, su siembra en regadío ha experimentado una tendencia al alza en los últimos años, sobre todo, por su mayor producción.

Desde el Consejo Europeo del Pistacho (CEP) establecen que la producción del pistacho por hectárea en secano es de unos 400 y 500 kilos al año, mientras que en regadío la cifra puede llegar a los 2.000 kilos por hectárea.

Esto se debe a que el secano necesita de una mayor extensión para la producción, lo que se traduce en la plantación de un menor número de árboles por hectárea.

Sin embargo, el cultivo en regadío supone una inversión inicial superior, al requerir de la obtención de más árboles y la instalación de sistemas de riego.

Instalación del sistema de riego

Si se optara por su cultivo en regadío, habría que llevar a cabo la instalación del sistema de riego.

Según el Grupo IberoPistacho, de entre todos los tipos de riego existentes, el riego por goteo es el más idóneo. Esto se debe a que permite distribuir el agua de manera uniforme, con lo que se contribuye al ahorro de agua.

Preparación del suelo

Si se quieren aumentar las posibilidades de éxito, antes de iniciar la siembra será esencial acondicionar el suelo para facilitar la adaptación de las plantas de pistacho.

A través de la técnica de ripeado o subsolado, se deberá romper la capa compactada o endurecida del suelo para el mejor desarrollo de las raíces de los pistacheros.

Asimismo, habrá que utilizar abonos y fertilizantes para asegurar el correcto desarrollo de los árboles.  

Adquisición y plantación de los pistacheros

El último paso antes de la plantación será la obtención de los árboles. En este contexto, habrá que decidir entre comprar plantas ya injertadas o, por el contrario, llevar a cabo el proceso de injerto en el campo.

Aunque la opción de realizar un injerto directamente en la explotación puede resultar más económica, presienta un riesgo mayor de fracaso por la complejidad de esta tarea, que exige de la experiencia adecuada para efectuarla.

Se escoja una u otra opción, habrá que poner atención en cuál es el árbol utilizado como base para el injerto.

En este aspecto, en declaraciones a El País, José Francisco Couceiro, ingeniero agrónomo, advierte de que “se está copiando el modelo ultraintensivo de California” donde se utiliza el árbol UCB-1, lo que podría llevar al “arranque masivo en los próximos cinco o diez años de 1/3 de las hectáreas de pistacho de España”.

En su lugar, aconseja el uso del tronco de un árbol autóctono del sur de Europa, la cornicabra.

Conclusión

La inversión en pistachos se presenta como una oportunidad en el mundo rural. A pesar de su lenta entrada en producción, los pistachos ofrecen un camino hacia la rentabilidad sostenida y duradera.

La creciente demanda global, la resistencia a la sequía y las altas temperaturas, los bajos requerimientos de mantenimiento y la posibilidad de inversión a largo plazo hacen que la plantación de pistachos sea una opción para tener en cuenta.

Fuentes

  • Consejo Europeo del Pistacho (CEP).
  • Informe Cocampo sobre la Inversión en Suelo Rústico 2022.
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).
  • Agroptima.
  • Grupo IberoPistacho.

Todos los contenidos de Cocampo están licenciados bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International. Se permite la reproducción total o parcial del contenido siempre que se cite la fuente original.

Esta nota contiene:

Autor

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Cocampo Digital S.L.

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO: Envío de nuestra newsletter corporativa con nuestras novedades.

DERECHOS: Tiene derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de sus datos personales. También puede retirar el consentimiento prestado para este tratamiento en cualquier momento. Puede acudir igualmente a la Autoridad de Control (AEPD) para reclamar sus derechos en materia de protección de datos.

Para más información acuda a nuestra política de privacidad.