¿Qué es la enfermedad hemorrágica epizoótica?

Enfermedad hemorrágica epizoótica en ciervos

La Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE), la enfermedad vectorial infecciosa no contagiosa que afecta a rumiantes domésticos y a cérvidos silvestres, sobre todo, ciervos, gamos y corzos, sigue extendiéndose por el país.

Según el último informe de vigilancia de la EHE del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), del 22 de agosto, se han detectado 62 casos de enfermedad hemorrágica epizoótica en España desde la confirmación del primer caso en noviembre de 2022.

Existen ya casos confirmados en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid y Región de Murcia.

Desde la actualización del 7 de agosto, el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete ha declarado 19 nuevos brotes de EHE en Campiña y Campo de Gibraltar (Cádiz); Cartaya (Huelva), Posadas y Valle de Guadiato (Córdoba); El Condado, Cazorla, Linares y Úbeda (Jaén); Alhama de Granada (Granada); Mérida y Azuaga (Badajoz); Plasencia, Coria y Valencia de Alcántara (Cáceres); Colmenar Viejo y Buitrago (Madrid); Barco de Ávila (Ávila) y Zamora.

La enfermedad había circulado comúnmente por América del Norte, Australia, Asia y África, pero nunca había sido detectada antes en Europa. Hasta el 10 de noviembre de 2022, cuando se confirmaron casos en explotaciones de ganado bovino en la isla de Cerdeña y Sicilia.

La presencia de la enfermedad hemorrágica epizóotica en España se confirmó ocho días después en dos explotaciones de bovino en las provincias de Cádiz y Sevilla. Con la llegada del frío, la enfermedad se paralizó, al resguardarse o permanecer en diapausa el vector. Y, con ello, su expansión por el resto de la Península.

Pero las altas temperaturas la trajeron de vuelta, detectándose el primer foco de este año en julio. Desde entonces, el país se enfrenta a una ola de casos de EHE.

¿Qué causa la enfermedad hemorrágica epizoótica?

Esta enfermedad infecciosa es causada por un virus que se transmite por la picadura de los mosquitos del género Culicoides.

Se trata de mosquitos casi imperceptibles por su reducido tamaño, que son arrastrados de un lado a otro por el viento, lo que hace más fácil que viajen grandes distancias en poco tiempo.

A diferencia de otros, no se crían en ambientes acuáticos. Lo hacen en sustratos con gran cantidad de materia orgánica y suficiente humedad.

Enfermedad hemorrágica epizoótica síntomas

Los síntomas de la enfermedad hemorrágica epizoótica aparecen entre dos y diez días después de haberse producido el contagio. Sin embargo, no todos los animales afectados desarrollan la enfermedad.

En el caso de España, José Luis Arroyo Cid, veterinario cinegético, apunta que, de entre las especies que pueden verse afectadas por la EHE, las dos diagnosticadas en la actualidad son el ciervo (macho y hembra) y el ganado bovino (macho y hembra también). De estos, las hembras y los machos jóvenes son los más perjudicados.

Pero, Arroyo advierte de que lo anterior podría cambiar con la berrea. “Cuando los animales adultos entran en berrea, la defensa inmunitaria les baja. Si apareciera otro brote este año a partir de septiembre, podría ser complicado para los machos adultos”.

Enfermedad hemorrágica epizoótica en ciervos

Los ciervos infectados pueden presentar fiebre, debilidad, inapetencia y pérdida del instinto de huida. Y, en aquellos casos menos agudos, adelgazamiento.

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), con los datos disponibles en la actualidad, la mortalidad de estos animales es del 3-4%.

Enfermedad hemorrágica epizoótica en vacas

En el caso del ganado vacuno, este puede pasar la enfermedad de manera asintomática o con un cuadro vírico moderado con síntomas como fiebre, pérdida de apetito, debilitamiento y problemas respiratorios durante un periodo de dos a cuatro semanas.

Sin embargo, María Tapia, ganadera y responsable de ganadería de la Asociación de Jóvenes Agricultores, ASAJA, de Castilla-La Mancha señala que los síntomas cambian según la explotación, por lo que no se puede hablar de unos síntomas concretos de la enfermedad para todas las vacas y todos los ciervos. “En cada uno de los animales, dependiendo de su sistema inmunológico, sus defensas, las bacterias que tenga latentes o los problemas patológicos presentes en la explotación, la enfermedad es distinta”.

Enfermedad hemorrágica epizoótica en humanos

La enfermedad hemorrágica epizoótica no afecta a los humanos y tampoco al consumo de carne, leche o piel de los animales infectados. Por ello, no existen restricciones con respecto al movimiento o consumo de estos productos.

Enfermedad hemorrágica epizoótica tratamiento

En otros países, en los que la EHE es más común, como Japón o Estados Unidos, existen vacunas que se pueden utilizar a modo de prevención.

En la Unión Europea no existen por el momento vacunas autorizadas para su tratamiento. Por ello, lo principal es evitar la propagación del virus mediante el uso de insecticidas y repelentes tanto en animales como en medios de transporte e instalaciones.

En este sentido, la enfermedad resulta más fácil de controlar en las fincas con granjas cinegéticas o cercas de manejo. “Los animales pueden meterse por las mangas para tratarlos contra los mosquitos. En aquellas sin un manejo de animales en cercas y corrales, la única medida es el manejo en campo, intentado dividir al máximo a los animales”, explica José Luis Arroyo Cid, veterinario cinegético.

Desde ASAJA Castilla-La Mancha destacan los gastos que lo anterior supone para los ganaderos, al tener que realizar actividades de fumigación diariamente y aislar a los animales con síntomas en las explotaciones extensivas. “Esta enfermedad va a suponer un elevado incremento de los costes en las explotaciones, en un año con ya incremento de costes por la sequía”, explica María Tapia.

A lo anterior, añaden la incertidumbre sobre cómo afectará el EHE en la paridera del año que viene. “Es posible que los animales debilitados por la enfermedad presenten problemas para reproducirse, lo que conllevaría una reducción del número de terneros en producción en la próxima temporada”, apunta la responsable de ganadería de ASAJA Castilla-La Mancha.

Enfermedad hemorrágica epizoótica en Extremadura

Por el momento, las seis Comunidades Autónomas afectadas por la enfermedad son Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid y Región de Murcia.

El primer foco en Extremadura se detectó en una explotación bovina en Villanueva del Fresno (Badajoz) en noviembre de 2022. Hasta julio de este año no se produjeron más casos de enfermedad hemorrágica epizoótica en la comunidad.

En la actualidad, con datos del 22 de agosto de 2023, se han detectado 15 brotes en Extremadura, de los que ocho se han producido en Badajoz y siete en Cáceres.

Ante la situación, ASAJA Extremadura prevé que la enfermedad provoque pérdidas cercanas a los 5 millones de euros en la región, de los que 4 millones de euros corresponderían al sector cervuno y 700.000 mil euros al vacuno.

Enfermedad hemorrágica epizoótica en Salamanca

El primer caso de enfermedad hemorrágica epizoótica en la provincia de Salamanca fue confirmado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) el 7 de agosto.

El positivo se dio en una explotación situada en la comarca de Ledesma, convirtiéndose en el primer foco detectado en Castilla y León.

Hasta la fecha, se trata del único brote presente en la provincia salmantina.

Fuentes

  • Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA).
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Todos los contenidos de Cocampo están licenciados bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International. Se permite la reproducción total o parcial del contenido siempre que se cite la fuente original.

Esta nota contiene:

Autor

RESPONSABLE DEL TRATAMIENTO: Cocampo Digital S.L.

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO: Envío de nuestra newsletter corporativa con nuestras novedades.

DERECHOS: Tiene derecho al acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad de sus datos personales. También puede retirar el consentimiento prestado para este tratamiento en cualquier momento. Puede acudir igualmente a la Autoridad de Control (AEPD) para reclamar sus derechos en materia de protección de datos.

Para más información acuda a nuestra política de privacidad.